Felipe Passolas/Fotógrafos

Educar a los clientes. El trabajo que no ven.

Hasta que uno no lleva un tiempo en el negocio de la fotografía, no toma consciencia de elementos importantes que se llevan mucho tiempo en la cotidianidad de tu negocio y que tradicionalmente, no son materias importantes en las escuelas de fotografía pero que a la hora de montar y gestionar tu empresa de fotografía, se llevarán gran parte de tu tiempo.

Uno de los grandes retos de trabajar cara al público es la gestión de clientes, cuando uno se ve sumergido en la vorágine de su propia industria, tiende a pensar que todos la conocen como nosotros y que para todo el mundo nuestro trabajo es tan importante como para nosotros, al fin y al cabo es nuestra vida, cómo no va a ser importante. Esto no es así. Que nosotros valoremos nuestra forma de vida y trabajo no significa que deba tener el mismo valor para los demás, y de ahí que para muchos de los clientes con los que te encuentras no tengan el mismo entusiasmo que tú por la fotografía y por lo tanto, no conozcan ni sepan el trabajo que entraña, esto es normal y no solo aplica a la fotografía sino a todas las profesiones.

Esquemas

Por eso una de nuestras tareas será encontrar un equilibrio entre explicar nuestro trabajo, presupuestar bien y educar a los clientes. Digo un equilibrio porque ellos no quieren saber fotografía, para eso ya estás tú, pero deben conocer un mínimo del proceso para poder valorar o ser conscientes de ciertos valores añadidos del mismo, que en ocasiones no se ven. Por ejemplo, todos hemos luchado con las típicas frases de, con esa cámara salen buenos trabajos, pero por qué es tan caro si es darle a un botón, o bueno eso en Photoshop se arregla.

Para mí, un briefing con el cliente es muy importante, ya sea email, teléfono o en persona. No solo porque me ayuda a entender que es lo que quiere, si no que me da la oportunidad de conocer/saber porqué tendré que desplazarme dos veces al mismo sitio si es fotografía de exteriores (temas de iluminación), de explicarle que el servicio conlleva no solo un desplazamiento, sino horas de trabajo en la localización y luego un proceso de revelado o postproducción digital antes de la entrega. Este proceso de postproducción no suele ser muy valorado, porque el cliente sencillamente no lo ve y por eso recomiendo siempre que se entregue un presupuesto indicando las horas de trabajo u honorarios por servicios, adjuntar un ejemplo de postproducción de un encargo similar, para que el cliente vea de un modo visual una representación de un trabajo que se va a realizar pero donde él no estará presente.

Esquemas2

Así que muy importante a la hora de gestionar clientes, un briefing claro y conciso sobre las necesidades a satisfacer del cliente y tu proceso productivo y no olvidar enseñar o adjuntar ejemplos del proceso de postproducción para ayudar a entender el porqué de un presupuesto o servicio fotográfico.

Todas las imágenes han sido cedidas por Felipe Passolas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s