Entre arte y negocio/Felipe Passolas

Hacer fotografías no es gratis

Con la avalancha del mundo digital, todo el mundo comete el error de decir que realizar fotografías es algo gratuito, y esto ha llevado a educar a nuestros clientes y al público general a que los fotógrafos solo trabajamos dándole al botón y que además es gratis. Bueno, pues esto es un gran error y te voy a demostrar por qué.

Bienvenidos al maravilloso mundo de las cuotas de amortización, donde explicaré el concepto en su forma más básico y podréis extrapolarlo a vuestro negocio particular. El coste de amortización del equipo es la herramienta ideal para hacerle entender a tus clientes y porque no amigos, que tu equipo se desgasta y por el mero hecho de realizar fotos ya estás gastando el dinero de tu inversión en equipo y no solo tu tiempo y conocimiento.

El coste de amortización es la distribución en el tiempo del valor de un bien, es decir vamos a repartir el coste de tu equipo en un periodo determinado. Esto lo veremos de un modo muy claro con un ejemplo.

Para hacer fotos necesitamos un cuerpo y un objetivo, con precios extraídos de Amazon vemos que para comprar un equipo que considero que es bastante equilibrado, compramos una D600 de sensor completo de Nikon y un 24-70 luminoso, equipo que te sacará de apuros. Su valor en el mercado es de 3.210,00 euros, pero resulta que el fabricante me da una garantía de 2 años o una vida útil del obturador estimada en 250.000 disparos. ¿Cuánto me cuesta cada foto?

Felipe-Passolas_Hacer-fotos-no-es-gratis_3

Viendo que el coste de amortización es la vida útil del aparato menos su coste residual (en nuestro caso, es coste sería el precio que tendría de segunda mano en el mercado), suponemos que no lo podremos vender porque nadie querrá una cámara con más de 250.000 disparos, es decir con mucho uso. Por lo tanto nuestro valor residual es cero. Llegados a este punto y considerando que somos conservadores decidimos repartir el gasto del equipo entre los años de garantía, vemos que necesitamos ahorrar de nuestros ingresos 134 euros al mes para, llegado el momento poder recuperar o comprar ese mismo equipo en el mercado.

Screen Shot 2016-06-16 at 12.00.53

En cambio, si optamos por amortizar en función del número de disparos, vemos que cada fotografía nos cuesta 0,013 euros.

Screen Shot 2016-06-16 at 12.01.10

Lo cual nos dice:

  1. Que no es gratis hacer una foto, pues nos cuesta 0,013 euros.
  2. Que parece que es barato. Pero pongamos un sencillo ejemplo. Un fotógrafo de bodas que realiza una boda al mes y 3.000 disparos por boda, su coste de amortización o lo que se habrá depreciado su equipo es de 462 euros al año.

Screen Shot 2016-06-16 at 12.00.04

Como veis esto es solo un ejemplo y tendréis que incorporar el resto de costes de vuestro equipo y elegir un método de amortización, ya sean a cuotas constantes, decrecientes o crecientes. Lo que pretendíamos con este artículo es dar un golpe de realidad y argumente para nuestros clientes. Hacer fotos no es gratis.

Todos los diagramas que aparecen en este texto, han sido creado por Felipe Passolas. La fotografía ha sido tomada de http://www.publicdomainpictures.net/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s