Fotógrafos/Iluminación/Trucos

La Luz Natural

Sobra decir que la fotografía se hace a partir de la luz, que refleja el motivo y que impresiona la emulsión de la película o el sensor digital. Con ausencia de luz, no podemos captar una imagen con la cámara. Dicho esto, ¿cuánto de importante es la fuente de la que procede la luz?
Hablemos de la primera y más necesaria fuente de luz, el sol. Con la luz natural tenemos la suerte de poder jugar en sus diferentes fases del día.
Pues bien, voy a poneros unos ejemplos y así de paso, hago un recorrido por unos cuantos fotógrafos actuales que me gustan y trabajan sobre todo con el sol como fuente principal de luz en sus fotografías y quiero compartirlos con vosotros.
Empezaré por el padre del retrato moderno, el gran Richard Avedon. Fue uno de los pioneros del retrato en el siglo XX, se recorrió el Oeste Americano con su cámara de fotos y una tela blanca que ponía de fondo, utilizaba la luz del sol casi siempre filtrada por nubes, para hacer que quedara esa luz suave en sus retratos.

01A

Hellen van Meene es una de esas fotógrafas que sabe aprovechar esa magia que da la luz del sol, tanto en interior como en el exterior. Sus retratos siempre tienen ese halo de sol que se escapa entre cortinas o árboles y siempre tienen ese aura de misterio y delicadeza. Puede que sus imagen carezcan de narrativa, pero si que es cierto que el tratamiento de la luz en sus fotografías no debería pasar inadvertido.

01

Seguimos hablando de luz natural, pero ésta vez en espacio cerrados. Porque tanto James Casebere como la japonesa Mayumi Terada, crean en sus maquetas y gracias a la luz natural, esa estética poética y cinematográfica. Ambos tienen un proceso de creación tan concienzudo que cuesta diferenciar de la realidad y la ficción y ninguno introduce a personajes en sus espacios, siempre están vacíos y misteriosos.

02 copia

Y dejo para el final la guinda del pastel, en cuanto a utilizar la luz natural se refiere. La fotógrafa Marja Pirilä con su proyecto Interior / Exterior, a mi me tiene cautivada. Marja vuelve a algo tan simple y mágico como es la cámara oscura, sólo que lo lleva un paso más allá, y convierte las habitaciones en cámaras oscuras con sus dueños dentro. Ella cuenta que al final consigue que convivan en sus fotografías las condiciones de la vida y los paisajes mentales.
La magia de la fotografía en las habitaciones convertidas en cámaras oscuras, hace que las imágenes de Marja Pirilä capturen el entorno real de la vida de una persona y además te transporten a un paisaje mental lleno de ensoñaciones, miedos, sueños, reflexiones o recuerdos.

04

Y os estaréis preguntando cómo lo hace. Pues es bien sencillo, cubre las ventanas de la habitación con plásticos negros, sin dejar que pase ni una pizca de luz, salvo, por un pequeño agujero que ella misma hace y donde coloca una lente convexa que será la encargada de dejar pasar la luz del otro lado de la ventana y haciendo que el paisaje del exterior se refleje al revés en las paredes de la habitación.
¡No me digáis que no os han entrado ganas de probarlo y convertir vuestra habitación en una cámara oscura!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s