Cruz Santos/Pensamientos de fotografía

Laboile y Madoz, dos referentes fotográficos en épocas de sequía creativa

Me he sentado a escribir el post de este mes y durante un rato me he quedado en blanco. No sabía muy bien sobre qué escribir. Llevo tiempo sin coger la cámara de fotos y mi última fotografía “artística” por así llamarla, es de noviembre. Cerca de dos meses sin hacer una foto es mucho tiempo. No es la primera vez que paso por estos períodos de “sequía fotográfica” (desgraciadamente) pero no son tiempo perdido del todo, ya que aprovecho para mirar, buscar y aprender del trabajo de otros fotógrafos, y siempre descubro algo nuevo que me sorprende.

En uno de estos lapsus creativos que de vez en cuando me atacan, me encontré por casualidad con el fotógrafo francés Alain Laboile, todo un reciente descubrimiento para mí. Este fotógrafo destaca sobre todo por su trabajo con su familia, a la que convierte en protagonista absoluta de historias cotidianas, momentos únicos e irrepetibles que inmortaliza con su cámara. Una fotografía en blanco y negro, donde nada está al azar y que sin embargo da la sensación de que todo es fruto de la casualidad. Una fotografía naturalista, sencilla, a veces onírica, con un manejo excelente de la composición y la luz, donde juega de manera extraordinaria con los desenfoques, los reflejos y la sombras.

Redescubrir el trabajo de Chema Madoz, uno de mis fotógrafos favoritos, es otra de las ventajas de pasar por un período de inactividad fotográfica. Siempre que busco algo de inspiración recurro a su trabajo. Me encanta la capacidad que tiene para crear metáforas a partir de objetos cotidianos en una fotografía absolutamente minimalista, no carente de cierta crítica social. Me fascina el alarde de creatividad y el derroche de imaginación que desborda Madoz en cada una de sus composiciones. Cómo cambia el significado de los motivos utilizados para crear símbolos y alegorías complejas, auténtica poesía visual, creando un estilo propio y reconocible en la fotografía moderna.

Estos son solo un par de ejemplos de fotógrafos tan distintos visualmente, pero con la misma capacidad para crear y transmitir emociones a partir de la cotidianeidad. Dos fotógrafos a los que no hay que dejar de mirar y admirar y que os recomiendo cuando tengáis esos períodos de sequía creativa por la que, inevitablemente, pasamos más de uno de vez en cuando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s