Entre arte y negocio/Felipe Passolas

Estambul 1.8

En mi día a día me encuentro demasiado con una misma pregunta: “¿Cómo puedo ser mejor fotógrafo?”. A veces, de compañeros o alumnos, y yo siento que me repito pero no me importa porque creo realmente en lo que digo. La práctica y la experiencia en las calles es la mejor solución para mejorar.

Os puedo contar mi experiencia si eso os ayuda. Cuando empecé con la fotografía de paisajes, mi objetivo se centraba en aglutinar todos los detalles posible en una toma: mucha información del lugar, la situación, las personas… Miraba en angular, panorámico, no hacía mucho zoom… Pero con el tiempo descubrí que quería contar historias de otra manera, donde las personas fueran protagonistas, y no los paisajes. Supongo que cada uno descubre la grandeza del ser humano a su propio ritmo.

Para fotografiar seres humanos tenemos que acercarnos y los mayores obstáculos para acercarnos a las personas son la timidez y los objetivos de proporciones desmesuradas y cámaras gigantes. Por ejemplo, no puedes meter tu curiosidad en la conversación de dos transeúntes con un equipo fotográfico que llega a la escena antes que tu.

Estos días he tenido la oportunidad de pasear por las calles de Estambul. El terreno perfecto para Street Photography. Te planteas el hecho de porque Nueva York es el referente mundial para este tipo de fotografía. Allí fue donde tomé conciencia profesional de cómo dejarme llevar por este género de fotografía. Pero Estambul… es el perfecto equilibrio entre oriente y occidente y sin duda alguna hay mil excusas para fotografiar.

Disfruto del ajetreo de la ciudad entre los dos continentes con un 50 mm f/1.8 así que, aunque es invierno y los días muy cortos, la noche no es un inconveniente. Las ópticas fijas te ayudaran a moverte más, a no ser perezoso con tu composición, porque no podrás hacer zoom y el mejor zoom ya sabes que son tus pies. Es un objetivo muy económico, ligero y pequeño. No llama la atención y una cámara colgando por el interior de una chaqueta abierta es muy discreto.

Una apertura grande (un número f pequeño) te permitirá hacer fotos con condiciones pobres de luz. Te permitirá disparar más rápido, una velocidad de obturación mayor y te dará una profundidad de campo distinta. Respecto a la parte técnica esos son los pilares. Sobre la otra parte, esta timidez que te hace no acercarte suficiente, no se explica en ningún manual de fotografía: debes trabajarla, ponerte rojo y preguntar, o no preguntar y solo disparar. Ponerte nervioso y darte cuenta que cuando estas nervioso ver si la técnica viene a ti de un modo natural o no, si te atascas o piensas demasiado, y si piensas demasiado ¿se habrá ido la foto?

Podríamos seguir hablando de fotografía en Estambul, pero ya sabéis que la práctica es lo importante y las calles de dos continentes me esperan. Nos vemos pronto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s