Cruz Santos/Pensamientos de fotografía

Las emociones en fotografía

La fotografía es un estado de ánimo. Las imágenes que capturamos con nuestra cámara dicen mucho de cómo nos encontramos en el momento de tomar la fotografía. Al igual que en la pintura o la literatura el artista transmite sus emociones a través de su obra, el fotógrafo refleja sus emociones en sus imágenes. Cómo las interpreten el observador que las mira, depende de igual modo, de su estado de ánimo.

El fotógrafo vuelca sus pulsiones más internas en sus imágenes a través de la luz, la composición y el tema que trate. Si el fotógrafo se siente dichoso, enérgico, se reflejará en una fotografía llena de luz y color donde los temas seguirán una tónica optimista; por el contrario, si a la hora de tomar una fotografía es el desánimo, la inquietud o incluso miedo lo que siente el fotógrafo, su fotografía se tornará oscura, ambigua, puede que incluso incoherente.

Cuando miramos una fotografía, la interpretamos según nuestro estado de ánimo independientemente de lo que el fotógrafo haya querido contarnos en ella. Es por ello que las fotografías tienen múltiples lecturas. Por un lado, la del fotógrafo que pone en ella su ser interior, y por otro, la del espectador, que la mira a través de sus emociones. Ninguna de las dos miradas tiene por qué coincidir, y eso es lo que la hace tan fascinante. Capta, transmite y diversifica a un tiempo.

9 11170788744_a7bba83bc7_o

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s