Novadefotografía/Rafa González-García

Gervasio Sánchez. «La fuerza que tiene la imagen es que puede llegar a un público que ha renunciado a leer»

FOTO: Guillermo Rivas Pacheco. Se puede ver aquí.

FOTO: Guillermo Rivas Pacheco.

En el pasado PHOTOFESTIVAL tuve la oportunidad de asistir un año más invitado por los amigos de Prostudio360 que, como saben, colaboramos en la elaboración de su blog. Aproveché para entrevistar a Gervasio, quien me atendió con declaraciones y frases tan contundentes como ésta y muchas otras.

«National Geographic no es la línea de trabajo por donde seguiría mis historias».

¿Cuándo comienzas a hacer fotografía?

Me compré una cámara fotográfica para mi viaje a Turquía porque era la manera de mostrarlo. Cuando regresaba, reunía a mis amigos, les comentaba lo que pasaba y realizaba una especie de conferencias. Aquello que me dio la oportunidad de aprender la estructura que luego me serviría para las charlas que hago ahora, y empezaba a darme cuenta de que de que a través de las imágenes era más fácil que entendieran lo que estaba ocurriendo que sin ellas. La fotografía se convertía en una forma de documentar.

¿Fotografía o periodismo?

Soy licenciado en Ciencias de la Información en la rama de Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, y de hecho, la primera vez que cogí una cámara ya estaba haciendo periodismo. Lo hice porque viajé y me permitía recoger aquello que me iba encontrando por el camino. Pero sigo haciendo periodismo literario, periodismo radiofónico y periodismo fotográfico porque la posibilidad de poder escribir mis historias me ha permitido hacer los reportajes, sobre todo para los dominicales, conjuntamente. Es decir, hago el texto y la foto. Es una buena estrategia que me permite; cuando tengo una buena foto sacrificar el texto y, cuando no es tan buena, sacrificar la foto. A mí esto me ha dado muy buen resultado.

Gervasio Sánchez. Bosnia. Octubre, 1993.

Gervasio Sánchez. Bosnia. Octubre, 1993.

 

¿Qué tiene entonces la fotografía?

La fotografía tiene una fuerza añadida al testimonio literario por muchas razones. Primero porque no es verdad que una imagen valga más que mil palabras. Hay veces que las palabras valen más que miles de imágenes. Y hay veces que hay imágenes que no sirven para nada. Eso es una chorrada. Pero sí que, las nuevas generaciones, los chicos que han crecido en los últimos treinta años, aprenden antes a leer imágenes que a decir palabras. Los niños desde que tienen meses ya saben distinguir en el televisor a sus personajes, y comienzan a entender viendo las películas. De modo que, la fuerza que tiene la imagen es que puede llegar a un público que ha renunciado a leer, pero que se queda traspuesto con ellas. Hay profesores que se sorprenden con la actitud de los chavales cuando les he dado una charla con proyecciones de mis fotografías. Y no sólo del comportamiento de los más traviesos, sino de las preguntas tan inteligentes que esos mismos hacen. En definitiva, creo que texto e imagen tienen una fuerza y cada uno va a llegar a un punto distinto.  Y en su conjunto dará una idea más completa: fotos con textos potencian la historia.

¿Y qué opinas entonces de lo que advierten algunos como Williams Shawcross sobre la fatiga de la compasión?

Bueno, sí… (pierde la mirada intentando reflexionar un instante) Pero el problema no es la fatiga de la compasión, el problema es cómo les dan las imágenes. Las imágenes se las dan descontextualizadas, justo en el pico mediático, casi siempre sin contar bien lo que está pasando, casi siempre envueltas en un circo mediático que se monta a partir de algo que ha ocurrido o está corriendo. Como por ejemplo el ébola en España. Mientras no había ébola en España a nadie le interesaba y llegó y se montó todo ese circo mediático, circo político y circo sanitario. Con lo cual eso hace muchas veces que la gente diga «esto más de lo mismo». La historia está muy mal contada. Si no fuese así, el público atiende. Porque cuando tú haces una buena exposición que trasciende en el periódico con una imagen ilustrativa, la gente va. A mis exposiciones va mucha gente, a las de Walter Astrada también, a las de Salgado… a las que cuentan bien las historias va mucha gente.

Entonces, ¿sabe apreciar la sociedad el buen trabajo, el buen periodismo?

Aquí ocurren dos cosas importantes. Los medios de comunicación han destruido la esencia del periodismo. ¿Por qué? Simplemente porque han dejado de vigilar el poder para convertirse en sus mejores aliados del poder político y del poder económico. Han pisoteado de raíz los sus principios básicos. Los ciudadanos, durante mucho tiempo, no lo han olisqueado, no se han enterado. Pensaban que «como lo dice El País, como lo dice El Mundo, como lo dice el ABC, como lo dice Televisión Española»… Hay que preguntarse por qué no lo dice El País, por qué no lo dice El Mundo, por qué no lo dice Televisión Española… por qué no profundizan en la historia. Eso es lo que haría que la gente se diera cuenta y exigieran. ¿Qué ha ocurrido? Todo se ha desmoronado, el sistema bancario se ha ido a la mierda repleto de corruptos hasta decir basta. El sistema político se ha ido a la mierda repleto de corruptos hasta decir basta también, el sistema periodístico a la mierda… repleto de corruptos. Porque en la estructura periodística hay muchos corruptos (lo dice con especial énfasis); tipos que sólo están interesados en coger el dinero, directivos y gente de los medios que solamente se dedican a ascender en el escalafón… Y el público se ha empezado a dar cuenta de que era una mentira generalizada; y empieza a pedir mayor calidad periodística. Pero qué pasa, que para eso hay que pagar. Y el público, en su mayor parte jóvenes, se ha acostumbrado a no pagar, con lo cual estamos en un círculo vicioso, peligrosísimo, que impide que como no se paga, no haya buen periodismo.

Foto: Fotografía de Gervasio Sánchez. Varias niñas ruandesas agonizan víctimas de cólera en el orfanato de Nyundo.

Foto: Fotografía de Gervasio Sánchez. Varias niñas ruandesas agonizan víctimas de cólera en el orfanato de Nyundo.

 

Recomendamos la lectura de la entrevista original en su fuente: NOVADEHISTORIA, el blog personal del Rafa González-García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s