Consejos/Entre arte y negocio/Mercado

¿Quiero ser fotógrafo?

Entre arte y negocio. Una sección de Felipe Passolas.


Desde que empecé a enseñar fotografía me preocupé por difundir cómo es esta industria y, poco a poco, me di cuenta que el mercado estaba inundado. Tutoriales, talleres y una infinidad de medios que te enseñan… ¡a ser fotógrafo! Eso sí, no encontraba con la misma facilidad esas mismas herramientas de cómo montar un negocio de fotografía en España.

Os cuento mi experiencia. Muchos de mis clientes se han reciclado en alumnos, que quieren aprender a hacer sus propias fotografías, invertir a corto/medio plazo en formación para ahorrar a largo plazo, acortando sus costes en fotografía publicitaria. Para mí eran pequeñas señales que llegaban de que la industria cambiaba.

Al margen del reciclaje por el salto en la industria pensé que era hora de analizar con más detenimiento las barreras que encontré al entrar en la industria. Y cómo fue de complicado. Este tipo de post, de hecho, no solían interesar al publico en general. Sin embargo, en los últimos meses me han llegado bastantes correos pidiéndome consejo sobre cómo meter la cabeza en el negocio de la fotografía. Aunque ellos no lo expresan así, esto se resume en la siguiente frase:

“¡Felipe ya sé de fotografía! ¿Cómo monto mi negocio?”

Una pregunta tan directa que siempre me lleva a la misma respuesta: “Una cosa es hacer fotografía y otra cosa muy distinta es hacer un negocio de ello”. Ojo, que no quiero desanimar a nadie sino todo lo contrario. Creo firmemente que cuantos más participantes tenga una industria, más posibilidades tendrá de mutar, evolucionar y mejorar. Y no pretendo sonar duro, simplemente estos temas me apasionan y suelo ser muy claro y directo al expresarlos.

Primer consejo: no inviertas en aquello que no conozcas.

No hay que tener prisa por saltar a la arena del comercio de fotografía. Que el romanticismo no os ciegue. Hay tiempo, no hay que precipitarse y errar en el balance de expectativas y realidades. Paso a paso. Puedes empezar por responderte a algunas preguntas:

  • ¿Qué puedo aportar a la industria: algo nuevo, más calidad o a mejor precio?
  • ¿Existe ese nicho de mercado? ¿Qué precio se cobra por ese servicio?
  • ¿Hay fotógrafos en mi pueblo o ciudad? ¿Son una importante competencia?
  • ¿Cuánto tiempo o dinero puedo invertir en publicidad sin generar ingresos?

Al final es muy sencillo responder a todas estas preguntas, que bien podrían estar hechas por cualquier responsable de préstamos bancarios o similar. Por eso antes de nada, lo lógico sería idear un plan de empresa lo más completo posible. Adelántate pues.

Tiempo y esfuerzo. Estudio y dedicación. Tan sencillo como arduo. Piensa en cómo ser un gran fotógrafo y, a la vez, el mejor de los empresarios. Un gran fotógrafo que no sabe gestionar su negocio esta avocado al fracaso. Como en cualquier otra industria.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Quiero ser fotógrafo?

  1. Totalmente de acuerdo, el mejor fotógrafo del mundo sin alguien que vea sus fotos es inútil.
    El ejemplo más claro en la actualidad está en Vivian Maier. El mejor ejemplo a no seguir, en lo referente a marketing.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s